Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 13 de mayo de 2021
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
DANIEL FERNANDEZ
Daniel Fernandez
La Plata - Argentina
Tengo vida, tengo a mis tres hijos (Mauro, Julieta y Lucía) cómo no tener poesía. Tan sólo escribo desde mi corazón, desde lo más profundo de mi ser. Despierto con muchas esperanzas y con ganas de ver cosas nuevas cada mañana. Gracias a todos por darme letra. Gracias por compartir sus momentos, sus inquietudes.
Bienvenidos, desde La Plata...
Daniel
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Abril 2014
SENTADOS AL OPUESTO
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

27/10/14 | 10:50: lunitha dice:
Hola buenos días, esa imagen te pertenece? Si no es así me podrías dar la fuente de donde la sacaste?
27/05/14 | 20:37: Gustavo dice:
Hola Dany como estas tanto tiempo, espero que bien, y que el tiempo sirva para borrar ciertas cosas. Te dejo un saludo, muy bueno el poema....
01/03/14 | 22:39: Mónica rojas dice:
Hola que tal soy de México D.f. Estoy viendo tu obra de mujer, tristeza y me gustaría solicitar tu permiso para usarla en una portada de presentación para una Fundación que emprenderé para nuestras mujeres mexicanas que son maltratadas física y emocionalmente por el hombre. Espero contar con tu apoyo. Saludos
Vínculos
poesías DANIEL FERNANDEZ
El portador El portador
Una historia sobre la búsqueda del amor verdadero

Taleb, aquel muchacho que salió de su casa para ir en busca de vivencias diferentes, compr... Ampliar

Comprar$ 18.00

Escuchá Radio De Tango

DANIEL FERNANDEZ


Poesías de mi vida, mis amores, mis sueños, mi dolor. Le escribo a las horas, a los días, le escribo a la vida, fuente maravillosa de inspiración. Sería realmente grandioso que sólo un momento de nuestros días nos detengamos a observar que en cada rincón, apartado, hay vida, hay poesía y ver que al final, eso es lo que importa. Gracias a estas páginas por hacer que la gente que se encuentra oculta, aparezcan como el sol en cada mañana. Gracias.-




Contador web

16/12/09



Y ME FUI FELIZ. de "El hombre de la estación"



Decidí una mañana intentar al menos, encontrarme con ese hombre que me llenaba de intrigas, de misterio, tal vez un mito como lo fue para mi “El viejo Matías” aquel de Paso del Rey. Imprimí mi escrito que días antes había escrito por él, agarré mi camioneta de trabajo y encaré hacia esa estación. Pensaba en el camino qué sería cuando lo viera, qué me iría a decir y su trato, ya que sólo en contadas ocasiones, me había saludado al paso. Faltaban pocas cuadras y me ponía intranquilo, porque no sabía, a parte de todo, si iba a estar en ese lugar, porque suele caminar de un lado a otro y sólo cuando entran en la empresa o salen de la misma, se lo ve en aquel umbral. Últimas cuadras, tomo la curva y en una recta final mis piernas temblorosas y mis ojos fijos buscando a aquel hombre.

Cruzo la puerta de la empresa y al cruzar las vías, el lugar, la situación, el hombre.

Lo vi, detuve la macha del vehículo, bajé la ventanilla y esperé unos segundo para ver su reacción.

Sentado en ese umbral de una gran cabina de gas, manos en sus piernas, se mecía, como mi abuelo con aquel sillón de mimbre.  Pantalón de tela grafa azul, camisa de seda, pulóver escote en “V”, gorro de lana y unas ojotas. Levantó la vista y fijo sus ojos azules como el cielo, en esa persona que lo andaba buscando, mirando, en mí. Me miró con una mirada firme, pero tierna y lo escuché por primera vez hablar. Casi incorporándose, más distendido, me hace un gesto que a penas pude entender, ya que estábamos a varios metros de distancia. Pero como ya me había invitado a un intercambio coloquial, lo miro y gesticulando lo invito a que me vuelva a preguntar. Y sin hablar esta vez, con dos dedos me hace el típico: “me das un cigarro?”

Obviamente era mi entrada, mi presentación y me dije: -Danielito, adelante.

Agarré el cigarro, tomé la hoja con mi escrito y allá fui.

Me paré frente a él, lo miré, le dije buen día y como en un pase de ondas, puras sensaciones de un lazo que quién sabe de dónde viene, le estreché la mano con el cigarrillo. Lo tomó y me animé a preguntar: -Amigo, ¿cómo anda para la lectura? Me mira con la misma potencia que lo hizo cuando me detuve y me dice: -Bien…bien… sólo que me faltarían unos anteojos, pero… bien.

Me quedé contemplando esas palabras, esa mirada, la mano estirada y sólo me quedó para decirle: -Bueno señor, aquí le traje algo para usted, para que lo lea cuando ande con ganas. Me siguió mirando, estrechó ahora su mano izquierda y tomó mi hoja, la acercó a aquellos ojos vidriosos y ahí se quedó, solo otra vez, con el escrito en una mano y el cigarro en la otra.

Giré y retomé mi camino. Me subí a mi vehículo y me marché. Y ya andando, lo observé por última vez y él seguía leyendo su escrito. Lo dejé nuevamente como tantas y quién sabe lo que será, pero fui muy feliz, realmente no podía parar de sonreír de alegría.

Sólo espero haberle dado una alegría con mi humilde regalo.

Igual para mi él siempre va a ser: “El hombre de la YPF estación”

 

Esta pequeña historia es real. Tal vez les parezca tonta, tal vez no. Lo cierto es que al fin tuve la suerte de ver sus ojos de cerca, escuchar su voz y eso es todo, ese es El hombre de la estación.

 

Daniel.F 24/10/08

 

Últimas entradas del mes
28/05 | 13:53 POR TU LLEGADA
22/05 | 22:27 ERES ESE AMOR
06/05 | 19:46 Y DE ESA PIEL.
31/05 | 12:46 NO SE DAR EL PASO
02/05 | 16:00 UNA MÁS.
29/05 | 22:35 YO TE ESCRIBO
26/05 | 19:32 DESCANSAS A MI LADO
21/05 | 18:48 PARA VOS, MI AMADA
21/05 | 14:00 OJOS, BELLOS LAGOS.
20/05 | 11:00 CARICIA EN SOMBRAS
18/05 | 01:26 SIGO AMANDOTE
15/05 | 22:49 DEJAME ENTRAR
11/05 | 12:48 ES LO QUE SOY
09/05 | 12:26 TRATO
09/05 | 11:33 MUJERES
08/05 | 13:27 TE VEIA DE LEJOS
02/05 | 18:57 TODO QUEDO ATRAS


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2021- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS